Atletico de Madrid

Cuáles son las lesiones más comunes del rugby

January 6th, 2015

Cuáles son las lesiones más comunes del rugby

Rugby

La práctica del rugby, como la de todos los deportes de contacto, puede provocar lesiones, algunas más severas que otras. En este post te contamos cuáles son las más comunes y cómo prevenirlas.

Este deporte es muy agresivo, los choques, los tackles, los scrums e incluso las corridas y cambios de rumbo abruptos pueden generar lesiones al cuerpo. La sobreexigencia también es uno de los factores que más predispone a lastimarse, por eso el entrenamiento siempre debe prevalecer al desempeño en el campo.

Las lesiones más comuneslesion son las luxaciones de hombro producto de roces, fracturas de clavícula que pueden ser consecuencias del choque o de caídas. Las lesiones en el cráneo o en la cara: fractura nasal, fractura de maxilar inferior o traumatismo de cráneo. Las lesiones en articulaciones se dan principalmente en las rodillas, lesiones de meniscos o ruptura de ligamentos, por rotaciones bruscas, y también en los codos y en los tobillos, incluidos esguinces y fracturas.

Los más peligrosos, por las consecuencias que pueden sobrellevar, son las lesiones vertebrales y lumbares, desde contracturas musculares, las más leves, hasta muy serios problemas que pueden conducir a la parálisis. Principalmente se dan en la entrada al scrum o por tackle en alto.

Los deportes de contacto producen una sobrecarga del sistema de retorno venoso, lo cual es perjudicial porque salen várices en las piernas. Una vez que salen se deberán tomar pastillas para las várices porque no se trata solo de una cuestión estética. Los tratamientos para las várices en las piernas deben ser realizados ya que tenerlas afecta la circulación y esto puede generar gran dolor y hasta se pueden producir hemorragias por rotura.

Lo más importante para prevenirscrum las lesiones normales de la práctica de este deporte es desarrollar toda la musculatura que entra en juego a la hora de entrenarlo. Los abdominales, el pecho, los músculos lumbares, dorsales, bíceps y tríceps, los trapecios y gemelos tienen que estar muy desarrollados para soportar los choques contra los adversarios, las rotaciones y torsiones repentinas. Los músculos deben estar preparados para sostener y proteger el peso de todo el cuerpo, además del peso y la fuerza externa con la que embiste el adversario.

Otra medida que se debe tomar para evitar lesiones es usar la protección adecuada: hombreras, protectores bucales y cascos son los más importantes.

La dieta tiene mucho que ver con la prevención de lesiones. Tener una buena ingesta de calcio ayudará a mantener los huesos mineralizados y así prevenir fracturas, una buena cantidad de proteínas para poder desarrollar la musculatura y los carbohidratos necesarios acordes a la cantidad de energía exigida. Lo mejor es que los deportistas que entrenan a niveles medios y altos cuenten con la ayuda de un médico nutricionista que los asista con un plan de alimentación.